Tres claves para superar la depresión

Tres claves para superar la depresión

“Enamórate de ti, de la vida, de lo que te rodea, de lo que haces y de quién eres”

Walter Risó

Te hago una pregunta: ¿Por qué no todos nos deprimimos? ¿Por qué no reaccionamos todos de la misma manera ante una misma situación estresante?

Todos experimentamos cambios en nuestro estado de ánimo cada cierto tiempo y es algo completamente normal. En ocasiones, podemos atravesar por momentos complicados experimentando emociones de tristeza. Por ejemplo: si alguien de tu familia tiene una enfermedad grave, es normal que estés preocupado y triste. 

Pero, ¿qué es la depresión?

El problema de la depresión es mucho más complicado, consiste en una profunda tristeza y desesperación que se prolonga más allá de unos días e interfiere en nuestra vida.  

Una persona con depresión es pesimista acerca de sí mismo, del mundo que le rodea y de su futuro. Pierde todo el interés por lo que le sucede a su alrededor y ya no le generan placer ninguna actividad con la que disfrutaba antes.

¿Cómo podemos conseguir superar una depresión? Te enseñamos tres claves que funcionan para conseguir salir de una depresión.

CLAVE 1: REALIZAR

ACTIVIDADES GRATIFICANTES

Cuando nos sentimos mal, no nos apetece ver a nadie ni salir, y muchas veces elegimos la opción de quedarnos en casa, sin hacer nada o tirado en la cama.

Es aquí donde la depresión nos encierra en su círculo vicioso que muchas veces es muy complicado salir si no nos damos cuenta de que nuestros pensamientos influyen en nuestras emociones y acciones.  Un ejemplo sería: la persona presenta pensamientos del tipo: “Nadie me quiere”, “Soy un completo desastre”, “Nunca conseguiré lo que deseo”. La persona deprimida interpreta muchas situaciones de manera incorrecta que nos llevan a tener pensamientos que van a hacer que nos sintamos muy desesperanzados sobre nuestro futuro y profundamente tristes.

Si elegimos la opción de quedarnos en casa y no realizar ninguna actividad, no relacionarnos con nadie, no salir, no buscar trabajo, evitando hacer cualquier cosa con la que podamos experimentar algo de placer, estoy confirmando mis pensamientos negativos. “Soy un completo desastre”, “Nadie me quiere”. Y, además, esta actitud supone más perdida de reforzadores.

Y aquí está la clave, debemos cortar este círculo vicioso por alguno de sus puntos para poder encontrar una salida a ese estado depresivo y la forma de cortarlo es que la persona comience a realizar cualquier actividad que le resulte agradable, aunque en un principio no tengamos ganas. Después de salir, realizar actividades, iremos obteniendo algunos refuerzos y las ganas de hacer cosas irán apareciendo cada vez con más fuerza.

CLAVE 2: CUIDAR DE NUESTRO

DIÁLOGO INTERNO

Nuestra forma de hablarnos a nosotros mismos afecta a nuestro estado de ánimo y determina el concepto que tenemos de nosotros mismos como persona. Es decir, te vas convirtiendo en aquello que crees que eres. Por ejemplo, si piensas que eres un desastre y poco importante, acabarás construyendo una realidad acorde con esa imagen. Seguramente dejarás de hacer cosas que te gustarían hacer porque piensas que vas a fracasar.

Por ello, hay que prestar atención a cómo nos tratamos a nosotros mismos y a cómo nos hablamos. En la mayoría de las ocasiones, lo hacemos en automático y no somos conscientes de ese diálogo interno negativo que tanto daño nos hace y nos genera mucha tristeza.

Se trata de crear un diálogo interno constructivo por ejemplo, podríamos hablarnos de la siguiente manera:

 “Lo que importa es hacerlo, no el que lo haga perfectamente. Es mejor que lo intente y ver cómo lo hago que no hacer nada”, “En otra ocasión me saldrá mejor”.

(en lugar de “No sé cómo hacerlo”, “No valgo para nada”, “Nada me sale bien”).

CLAVE 3: CÓMO PUEDEN

AYUDAR LOS FAMILIARES

Una vez que los familiares se percatan de cambios en el estado de ánimo, es esencial reservar tiempo para estar con esa persona y mostrarle comprensión.

También le podemos motivar con ejemplos de personas conocidas para que compruebe que su problema tiene solución y proponiéndole actividades para que se encuentre más activo. 

Para finalizar este artículo, recuerde que un psicólogo puede AYUDARLE a corregir las ideas irracionales y los pensamientos automáticos negativos. También puede ayudarle a buscar soluciones a sus problemas reales. Con la ayuda de un psicólogo y su esfuerzo, puede comenzar a sentirse mejor.

En Clínica Parc Central contamos con profesionales que te atenderán y acompañarán en lo que necesites para mejorar tu situación. Si quieres recibir más información, contacta con nosotros llamando al 960119724 y te daremos más detalles.

5/5 - (1 voto)
Call Now Button