Descubre los beneficios de la inducción al parto con acupuntura

Una de las funciones más destacadas de la MTC (medicina tradicional china) es activar la circulación de Qî y de sangre para desobstruir o desbloquear los meridianos por donde circula.

En la cultura china tradicional el  氣, significa  literalmente «aire, aliento, disposición de ánimo», pronunciado “chi” forma parte de todo ser vivo, es la gasolina que nos mueve y que se podría traducir como “flujo vital de energía”. El concepto se encuentra en la filosofía china y en la medicina tradicional china.

A través de la acupuntura, estimulamos la producción de endorfinas,  que nos proporciona una analgesia endógena tan eficaz en ocasiones como la morfina y que a su vez activa la secreción de oxcitocina, hormona responsable de la inhibición del dolor y de la producción de las contracciones del parto respectivamente. Tenemos que saber también, que el dolor durante el parto, nos va a contar qué está pasando y cuando llega el momento de empujar porque nuestro bebé está “llamando a la puerta”.

parto con acupuntura

La inducción del parto

Se define, clásicamente, como el conjunto de maniobras encaminadas a iniciar y mantener contracciones uterinas que modifiquen el cuello del útero y provoquen la expulsión fetal

Está formada por tres etapas: dilatación, expulsión y alumbramiento.

En las mamás primerizas, el borrado del cuello del útero y la dilatación puede durar varios días. Durante este tiempo, el cuello de la matriz tiene que ensancharse totalmente para permitir la salida del bebé.

El borrado del cuello se completa cuando el cuello del útero se ha acortado y en ese momento comienza la dilatación. La primera parte del proceso es irregular, las contracciones no suelen ser dolorosas aunque el dolor cada persona lo vive de una forma muy diferente.

 Es recomendable que estemos lo más relajadas posible, nos demos un baño, pongamos música, descansemos un poco o hagamos alguna actividad que nos sea placentera. Durante esta etapa una primera actuación con la acupuntura, técnica ancestral no invasiva, es aconsejable y nos va a ayudar a acortar el tiempo de espera  facilitando el proceso de forma natural. Cuando las contracciones se hacen regulares y cada cinco minutos es el momento de acudir al hospital.

A partir de este momento las contracciones se harán más intensas y frecuentes hasta conseguir dilatar los 10 cm necesarios para la expulsión.

Por último solo resta el alumbramiento que es la fase de la expulsión de la placenta.

¿Por qué es beneficiosa la inducción al parto con acupuntura?

En los últimos años, el uso de alternativas a la inducción convencional  y medicinas complementarias se han popularizado en muchos países occidentales. Según las encuestas de consumidores en Europa, entre el 12 y el 19% de la población afirma hacer uso de la acupuntura. Un considerable número de mujeres busca  durante el embarazo y el parto, ayuda en las terapias complementarias para utilizarlas de forma paralela a la medicina convencional.

Ante un embarazo prolongado, las gestantes refieren la inducción mecánica o farmacológica como una intervención agresiva en el proceso natural de la gestación. Ésta es la razón fundamental por la que la paciente se interesa en el uso de las terapias complementarias en la inducción del parto. En algunas partes de Europa y Asia, la acupuntura ha sido descrita como un método para aliviar los dolores del parto y para facilitar la maduración del cuello uterino. Más recientemente se ha utilizado para estimular la inducción del parto.

La inducción del parto con acupuntura se ha estudiado desde 1976, se ha descrito como exitosa entre el 67 y el 81% de las mujeres con una gestación entre las semanas 38 a 42, y se obtiene un patrón de actividad uterina similar a la del trabajo de parto normal.

La acupuntura, la aplicaremos ante los primeros signos de que el momento ha llegado, unas horas antes o incluso para estimular el proceso cuando el parto se retrasa.

 Si el embarazo se prolonga, semana 41-42, con el uso de la acupuntura es muy probable que la mamá inicie el trabajo de parto en las siguientes 24h, de ser  necesario, se repetirá a las 48h.

Es una técnica fácil de aplicar no invasiva.La estimulación de determinados puntos del cuerpo provoca cambios objetivables en el registro cardiotocográfico materno-fetal, contribuiremos a que el parto transcurra de forma fisiológica y apoyando a la futura mamá y por supuesto también al papá, en esa experiencia inolvidable, incomparable y maravillosa que es dar la bienvenida a nuestro hijo, que en el mismo instante en que lo vemos y lo oímos llorar, hará crecer en nosotros un amor infinito e insuperable hacia él.