Una de las cosas más difíciles de Septiembre es volver a tener unos hábitos alimenticios adecuados y, por supuesto, ¡quitarse esos kilitos de más que cogimos en verano! Obviamente, la vuelta a la rutina de un día para otro –con la intención de apurar las vacaciones- no es algo que nos favorezca a la hora de hacernos a la idea de que tenemos que retomar el día a día con una rutina marcada, horarios, trabajos, comidas, etc. Pero lo que es cierto es que muchos queremos perder peso y volver a nuestro peso y hacerlo “ya”, sea por el motivo que sea.

Volver a tu peso “ideal” no es cuestión de hacer dieta cuatro días, sino de cambiar una serie de hábitos que son realmente perjudiciales para tu salud y para tu cuerpo. De hecho, una de las peores cosas que podemos hacer cuando queremos perder peso es seguir un régimen muy estricto pues, con todos los cambios que acontecen en este mes, tener una obligación tan pesada como es el “tengo que volver a verme bien”, puede acabar haciendo que no cumplas con tu objetivo.

Por eso, te dejo cuatro cosas típicas que hacemos todos y que nos limitan a la hora de perder  peso y, por supuesto, ¡qué debemos hacer!

bajar de peso

Cuatro hábitos que no debes seguir haciendo si quieres perder peso

Comer rápido

Unos de los peores hábitos que hemos cogido como sociedad es a comer rápido y no es de extrañar porque todo lo queremos ya. ¿Cuántas veces has ido a un restaurante a comer y, cuando han tardado un poco en sacarte la comida, te has desesperado y enfadado? Comer hace que saquemos nuestro instinto más animal y por eso, acabamos devorando la comida en vez de comerla. Comer así de rápido hará que nunca te sacies realmente y que siempre puedas comer más y más.

Para ello, toma conciencia de que vas a comer, piensa en los alimentos que tienes delante, mira sus colores, los detalles y, una vez que te los lleves a la boca, disfruta de cada bocado. Evitar las distracciones –móviles, libros o TV- te ayudará a tomar más conciencia sobre el hecho de que estás comiendo y qué estás comiendo. El Mindfulness es una muy buena práctica para ser más consciente de lo que comemos y darnos el “lujo” de disfrutarlo. La clave del éxito para perder peso reside en tomarnos el tiempo suficiente para saborear la comida y no en comer hasta que nos sintamos llenos del todo –casi con ganas de vomitar-. Busca quedarte saciado.

No controlar las cantidades

Muchas veces, el hecho de perder peso o no, no se trata de lo que comemos, sino de cuánto (lo) comemos. Algo que se nos ha olvidado es saber realmente las cantidades que debemos ingerir, sobre todo en temas como el arroz, la pasta, el pan, las galletas… todos esos alimentos procesados que tienen una gran carga de carbohidratos y/o grasas –procesadas, obviamente-. Esto se debe a que nunca vemos el plato lo suficientemente lleno, por eso, lo mejor es que elijamos comer en platos más pequeños, lo cual ayudará a dos cosas:

  • Nos saciaremos visualmente y no tendremos tanta ansiedad y voracidad con la comida.
  • Evitaremos comer en exceso carbohidratos

Es importante que NO es malo lo que comemos, por lo que puedes eliminar esa creencia de que los carbohidratos son malos, ¡no lo son! Lo que es malo es lo que hacemos: comernos para uno la ración de 4 personas de arroz, pasta, etc.

Lo mejor que puedes hacer es NO eliminarlos, pero reducir su cantidad y pesarlos, por ejemplo. Además, otra solución que es MUY saciante es la de incluir muchas verduras en tu plato. Aunque contienen fructosa –que se considera carbohidrato-, su alto contenido en fibras, vitaminas y minerales, te ayudará a mejorar tu tránsito intestinal y a sentirte más saciado. ¡Todo ventajas!

Hacer DI E TA

Una dieta estricta y restrictiva –o régimen, como es mejor llamarlo- te va a hacer que no logres tus objetivos a no ser que estés muy concienciada y/o sea por un problema grave de salud –la enfermedad de Cronh, por ejemplo-. Esto se debe a que, el cerebro humano, reacciona frente a las restricciones buscando recompensas. Por ejemplo: cuando llevas tres días cumpliendo el régimen a rajatabla y, de pronto, te encuentras comprándote un Donut porque “por un día no pasa nada”. Es cierto, NO PASA nada pero SÍ pasa cuando ese Donut te hace:

  • Volver a necesitar procesados en tu vida
  • Sentirte culpable por haberte saltado la dieta y necesitar más “comida basura” para saciar tu sensación de culpa.

Lo que siempre recomendamos los Dietistas-Nutricionistas es que es mejor cambiar los hábitos antes que buscar “dietas milagro” para conseguir perderpeso por eso, es mejor que tomes conciencia de cuáles son tus hábitos y cómo pueden perjudicarte y que los vayas cambiando poco a poco.

Moverte poco

Por el ritmo de vida que llevamos, son muy pocas las personas que se mueven lo suficiente diariamente. Sí, vamos al gimnasio o salimos a correr, pero con eso solo no basta si lo que buscas es bajar tu peso. Para conseguirlo, lo mejor es que aumentes tu actividad diaria, que es lo que realmente te ayudará a perder peso, más que cualquier dieta milagro que hagas. ¿Cómo? Pues con sencillos pasos:

  • Muévete con transporte público y evita ir de casa al coche, del coche a la oficina y viceversa –aunque solo si es una posibilidad real-.
  • Evita estar más de una hora sentado y si eso sucede, muévete aunque sea al baño para que tus cuerpo no entre en fase de reposo.
  • Sube por las escaleras
  • Sal a pasear con los más peques, el perro o tu pareja un par de veces al día y aumenta tu actividad física moderada-baja.

Como ves, cambiar los hábitos es algo mucho más sencillo de lo que creemos y gracias a ellos conseguiremos bajas de peso. El “No tengo tiempo” es solo una excusa que nos ponemos para creer que somos el tiempo que invertimos, pero lo cierto es que somos la salud y el tiempo que nos dedicamos a nosotros mismos. Recuerda que, una dieta equilibrada y ejercicio al día son las bases para tener una salud buena y que, si quieres perder peso, lo mejor es que confíes en un profesional.

Hábitos que te limitan a la hora de perder peso
5 (100%) 1 vote