C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

Los problemas de la piel más comunes durante el embarazo

Es muy probable que, además de los cambios físicos más obvios de este momento de tu vida, te hayas notado alguno que otro en la piel. Para muchas mujeres, estos son los peores ya que para ellas son mucho más visibles que cualquier otro.

La gran mayoría de estos problemas de la piel en el embarazo se deben a los cambios hormonales y, por lo tanto, están sujetos a los cambios que sufre el cuerpo durante los nueve meses. Obviamente, el cuerpo debe hacer mucho acomodamiento para poder gestar al bebé, por eso, tu cuerpo cambia según pasan las semanas.

problemas de la piel

Los 4 problemas de la piel más comunes

Varices

Seguramente muchas os hayáis llevado las manos a la cabeza cuando os visteis la primera variz mientras estabais –o estáis- embarazadas. La verdad es que las varices es lo que más temen las mujeres. Si bien es cierto que todas tenemos una predisposición genética, por lo general, las varices embrionarias desaparecen después del parto. Están localizadas en las piernas y, de forma general, se debe a la mala circulación que tienen las mujeres y más en las épocas de calor. Por supuesto, existen formas para evitarlas o para hacerlas desaparecer si, después del parto, persisten.

Dermatitis

Por lo general, la dermatitis que suelen sufrir las embarazadas es muy leve y suele ser más bien una ligera picazón debido a la piel seca. Durante las épocas primaverales y veraniegas, es muy normal que la piel se seque y, si además le añadimos que tu piel se tiene que estirar, es normal que esté mucho más seca. Para evitar estar rojeces y esta picazón, lo mejor es que te hidrates mucho y muy bien. Además, tienes que beber mucho agua para hidratar desde dentro la piel, lo cual es esencial para ayudarla en su estiramiento.

Acné

Sí, muchas mamás se sienten muy adolescentes durante su embarazo. lo cierto es que el acné embrionario es bastante común. No hay de qué preocuparse ya que se debe por el cambio hormonal que sufre nuestro cuerpo durante el embarazo. el aumento de progesterona y estrógenos es tan fuerte que es imposible que nuestra piel no almacene más sebo que de normal. Lo mejor para evitar estos molestos granitos es contar con unas buenas cremas de higiene facial.

Manchas en la piel

Aunque son de lo más incómodas, las manchas en la piel oscuras son muy comunes durante el embarazo. Esto se debe, por supuesto, al cambio hormonal que sufre tu cuerpo. El cloasma gestacional es muy común pero no es un problema de la piel permanente. Por lo general se da en zonas concretas como la barriga, la cara o el cuello. No hay de qué preocuparse ya que se pueden evitar perfectamente.