Qué meter en la maleta para el Hospital cuando estás de parto

Saber qué llevar al hospital cuando estás de parto es algo esencial, sobre todo en el último trimestre del embarazo. Tener la maleta preparada, así como –si quieres- tu plan de parto, es esencial para no dejarse nada en el tintero.

Muchas mamás, con el Efecto nido, ya empiezan a prepara la maleta para el hospital con mucho tiempo de antelación, aunque con muchas dudas sobre qué es imprescindible y qué no.

Lo más importante que tienes que hacer es, primero, saber si vas a dar a luz en un hospital privado o en uno público y averiguar qué es lo que te ofrecen allí, para así aclarar qué es lo que tienes que llevarte tú.

Aún así, siempre hay dudas y, como buenas mujeres –y hombres-, empezamos a llenar la maleta con “por si acaso”. Para que preparar tu maleta para el hospital cuando estás de parto no se convierta en una locura, como siempre, nosotros te dejamos con algunas recomendaciones para que no se te escape ni una.

cuando estás de parto

Qué llevar para ti al hospital cuando estás de parto

Aunque no lo creas, tú también vas a necesitar muchas cosas que llevar al hospital, no solo para tu bebé. A veces, nos centramos tanto en las necesidades de nuestro peque, que se nos olvidan hasta las propias. Así que, presta atención.

Documentación

Por si tu ginecólogo o matrona no llegan cuando lo hagas tú al hospital, es muy importante que incluyas en tu maleta para el hospital toda la documentación importante del parto: el plan de parto y analíticas o informes médicos.

Basta decir que es importante que lleves contigo tu tarjeta sanitaria –la SIP-, tu tarjeta del seguro –si vas a un hospital privado- y tu DNI.

Ropa

Dentro de tu maleta, no puede faltar tu ropa, obvio. Entre ellas, te recomendamos un pijama que sea camisón, ya que vas a ser una paciente y vas a tener que estar monitorizada constantemente, lo más práctico es un camisón con el que puedan revisarte el vientre antes de dar a luz y las heridas –tanto si son del parto natural como de cesárea- después del parto.

Una bata también es importante incluir para no pasar frío en el hospital o, por si quieres ir a dar un paseo por la planta mientras estimulas el parto.

Por otro lado, la ropa interior de mamá, como las braguitas altas y los sujetadores de lactancia –tanto si vas a dar pecho como si no-, son esenciales. Nuestra recomendación es que compre braguitas de algodón que luego puedas tirar, ya que probablemente estés bastante tiempo en el hospital y no puedas lavarlas. Es posible que se ensucien y luego, ¡eso es imposible de salvar!

Incluye, por supuesto, unas zapatillas de ir por casa. Hay partos que se alargan y puede que tengas que moverte de un lado a otro. Mejor hacerlo cómoda y sin que se te enfríen los pies.

Productos de aseo

En tu maleta para el hospital cuando estás de parto, no puede faltar tu kit completo de aseo: desde el cepillo de dientes, hasta tus cremas hidratantes. Nosotros te recomendamos que te lleves aquello con lo que te vayas a sentir más cómoda, casi como en casa. Las estancias –que se alargan- en los hospitales, no suelen ser cómodas, así que cuanto más te puedas hacer sentir como en casa, ¡mejor!

Por supuesto, también serán muy importantes las compresas postparto para evitar que te manches por posibles sangrados.

Qué llevar para el bebé al hospital cuando estás de parto

Quizás, elegir lo del bebé para meter en la maleta para el hospital cuando estás de parto sea lo más complicado. Como ya te hemos dicho, es importante que te asegures de qué es lo que te va a proporcionar tu centro médico para ti y para el bebé y, según eso, que vayamos confeccionando su maleta.

Aún así, hay básicos que no se nos deben olvidar.

Pañales

Aunque en todos los hospitales nos proporcionan pañales para recién nacidos, puede que se te queden cortos porque tu estancia en el hospital se alargue. Llevar pañales adicionales puede salvarte de muchos quebraderos de cabeza, así que no los dejes en casa.

Ropita

Es importante que lleves ropa de abrigo –aunque sea verano- para tu peque, ya que los recién nacidos, pierden calor muy rápido. Lleva contigo algún gorrito, calcetines y guantes para recién nacidos sobre todo para tu estancia en el hospital ya que, los aires acondicionados pueden no ser lo más recomendable para el peque.

Los pijamas para bebés también deben estar en la maleta del hospital para cuando estás de parto. Recuerda que lo mejor es que se abrochen por delante y sean de dos piezas, para facilitarte la tarea al cambiarlo y que no le haga herida en la espalda.

La ropa para salir del hospital también es importante tenerla controlada, sobre todo tener en cuenta añadir una manta para el bebé para cuando nos vayamos a casa y que no coja frío.

Kit de aseo

Aunque no lo creas, el kit de aseo del bebé es importante para estarte tranquila. Seguramente, en el Hospital te den muchas cosas, pero quizás te guste hacer que él también se sienta como en casa desde el principio. Por eso, mete en tu maleta, geles, cremas hidratantes y colonias que vayas a usar con frecuencia.

También es importante que metas toallitas húmedas y, por supuesto, una muselina para cuando ayudes al bebé a sacar los aires, que no te manche si vomita.

Asiento homologado

A muchos padres se les olvida poner, días antes del parto, el sillín para el bebé, por eso, nosotros queremos hacer hincapié en ello ya que luego todo es un poco más caótico y más estresante. Es mejor que, si tienes ya la sillita en casa, la coloques en el coche por si se te adelanta el parto y no lo has contemplado.

Como ves, lo que meter en la maleta del hospital para cuando estás de parto es muy fácil de tenerlo claro, pero es cierto que, muchas veces, por los nervios y el estrés, siempre se nos queda algo atrás. Así que, ahora, ¡ya no hay excusa!

Call Now Button