C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

3 claves para salir del hospital con una lactancia exclusiva

La lactancia materna no sucede sola, para que sea un éxito y puedas amamantar a tu bebé en exclusiva, es decir, sin tener que darle ningún suplemento de leche artificial, es importante que los 3 primeros días tengas mucho cuidado y pongas en práctica estos puntos:

El bebé y tu teta tienen que ser uno

En las dos primeras horas tras el nacimiento es muy importante que tu bebé se coja a la teta y grabe en su cerebro cómo es el movimiento (y fíjate que digo a la teta y no al pezón, es importante que sientas el movimiento de su lengua en la parte de la areola que hay detrás del pezón).

En esas dos primeras horas el bebé estará muy alerta y será capaz de memorizar bien cómo ha de poner en marcha sus reflejos para poder volver a repetirlo horas después.

No es necesario que se coja inmediatamente tras su salida al exterior, pero sí es vital que sea dentro de sus dos primeras horas de vida.

En esos primeros días ponte al bebé a la teta todo lo que puedas.

Para que tus mamas entiendan que el bebé ha salido al mundo exterior y necesita leche es necesario que succione la mama. Contra más lo haga más estímulo recibe la glándula y antes pasa de producir calostro a leche más madura.

El primer día es anárquico y puede no mostrar muchas ganas de mamar, pero a partir del segundo día verás que tiene más interés.

Póntelo cada vez que veas que abre los ojos, la boquita, no es necesario esperar a que llore. Y no, no es necesario esperar un cierto tiempo a que haga la digestión de la leche que ha mamado.

Para no saltarte una microtoma (ya que suelen dar unas chupaditas y dormirse), es importante que lo tengas encima de ti el máximo tiempo posible.

La subida se producirá si la tercera noche te armas de paciencia.

Sí, para que tus tetas entiendan que el bebé ya no solo quiere calostro, para que comience a hacer leche madura, solo puedes que ponerte al bebé a la teta.

Es la única manera que existe para que se origine el reflejo por el que la leche se adapta a las nuevas necesidades del bebé.

El único modo que tiene tu mama de responder a tu bebé es que tu bebé succionando le envíe la orden de que necesita otro tipo de leche.

Esa noche es la antesala al tercer día, el día en el que sentirás un bajón hormonal y el cansancio de los días anteriores aparecerá.

Es importante que sepas que es normal que sientas ganas de llorar… y que te desesperes al ver que tu bebé pasa unas horas intranquilo y que sí, quiere más leche.

Son unas horas, si insistes y te pones al bebé en la teta mucho, tus mamas comenzarán a cambiar el tipo de leche que producen y tu lactancia, de esta manera, será una lactancia exitosa.

Por supuesto si en algún momento en estos días necesitas apoyo, puedes ponerte en contacto con nosotras, las matronas de Mujeres Sabias, que además somos Asesoras de Lactancia, IBCLC,

Podemos organizar una visita en el mismo hospital y ayudarte a que el bebé se coja a la teta de la manera más eficaz y, por supuesto, sin que sientas dolor.

Si los problemas te aparecen una vez has llegado a casa, por ejemplo si sientes las tetas muy duras y calientes, podríamos hacer la visita en tu domicilio o en la Clínica Parc Central.

Y además, te ofrecemos la ‘Asesoría en la Dulce Espera’, un servicio pensado para que puedas disfrutar de las primeras semanas con tu bebé, teniendo acceso 24h a las matronas, para preguntarnos cualquier duda que te surja en el primer mes de vida de tu bebé.

Para que puedas llamarnos o escribirnos whatsapps siempre que necesites preguntar sobre cualquier tema relacionado con la lactancia o sobre los cuidados tanto a ti como a tu bebé.

Dentro de este servicio tienes incluidas 3 visitas.

Y te recuerdo que tienes un gran descuento contratando la asesoría antes del parto.

Gemma Méndez, comadrona de Mujeres Sabias