C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

Hay vida sexual después del parto

La maternidad es tan amplia y sobrecogedora, que en ocasiones nos empequeñece o secuestra otras áreas de nuestra vida. En muchas ocasiones nuestra vida sexual.Después del parto, y sobre todo si una es primeriza, nos abordan las dudas sobre cuándo reanudar las relaciones sexuales. Otras mujeres ni se lo plantean ya que temen que esto pueda afectar a otras áreas de la maternidad, como por ejemplo a la lactancia.

¿Cómo recuperar nuestra vida sexual después del parto?

Primero debemos recuperarnos físicamente, coger fuerzas y volvernos a encontrar tranquilas y a gusto en nuestro propio cuerpo. El cuerpo, nuestro cuerpo, poco a poco, va buscando el equilibrio. Va recuperándose de la montaña rusa que es el embarazo. Pero para eso hay que darse tiempo y cada una va a necesitar uno concreto para recuperar las ganas de su anterior vida sexual.

Cuando ya nos sentimos fuertes, o por lo menos, recuperadas, nos asalta otro dilema. ¿Y mi deseo sexual? ¿Dónde está? ¿Qué ha sido de él? ¡No lo encuentro ni en el nuevo catálogo de IKEA!

la vida sexual después del parto

Si queremos disfrutar de nuevo de relaciones sexuales placenteras -y espero que así sea- tenemos que ponernos en modo activo, igual que nos apuntamos al gimnasio o hacemos running para estar en forma (consejos para empezar a correr) y recuperar nuestro tono muscular anterior, es esencial que cambiemos el chip para reactivar nuestra vida sexual después del parto.

Las “ganas de” no vienen solas. Tenemos que tener en cuenta varios factores que pueden estar interviniendo.

Primero la lactancia, ya que los niveles hormonales van a ser distintos, con esto no quiero decir que dejemos de amamantar a nuestros pequeñ@s, sino que nos debemos ser conscientes de que esto puede influir, pero no determinar. La valoración de nuestro cuerpo y lo críticas que seamos con él también puede estar presente en esta ausencia de deseo. Seamos benévolas y recordemos: TENER O NO CELULITIS NO INFLUYE EN NUESTROS ORGAMOS. Nuestras parejas nos desean por cómo somos, no solo por la forma de nuestro cuerpo. Y digo forma, porque después de un parto, seguimos teniendo dos manos, dos brazos, dos ojos, una boca…

Cuando nos hemos aceptado tal como somos, estamos preparadas para continuar adelante. Y ese paso es centrarnos en nosotras mismas, en nuestra autoestima y nuestra búsqueda del placer en nuestra vida sexual después del parto. Hay que realizar actividades que nos sean positivas y agradables ( un baño relajante, escuchar nuestro cd favorito, ir al cine…), pero la clave es que seamos nosotras las protagonistas. Un poquito de atención hacia nosotras no nos vendrá nada mal. A parte de nuestro precios@ bebé, hay más personas en el mundo.

Ahora ya estamos preparadas para poner nuestra atención sobre nuestra vida sexual. ¿Y cómo? Practicando y practicando. Tener relaciones sexuales, amplias y divertidas, nos volverá a reencontrar con esa simpatía que experimentábamos al principio de nuestra relación de pareja. Cada día, como ir al gimnasio, nos gustará un poco más y conseguiremos despreocuparnos un poquito más. Reencontrar la pasión es muy fácil si nos lo proponemos. Después del parto no hay por qué sacrificar la vida sexual.

Y si todo esto no es suficiente, no dudéis en acudir a un especialista, un sexólogo o sexóloga. No renunciéis a vuestra vida sexual en ningún momento del embarazo y mucho menos después, ya que es muy importante para volver a ser vosotras mismas.