C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

¿Es bueno tener un seguro privado durante el embarazo?

Cada día es más común conocer a madres que ya tienen contratada su póliza de seguro privado para hacer frente a los gastos médicos derivados del embarazo y el parto. Aunque en Valencia contamos con una muy buena sanidad neonatal y pediátrica ya que el Hospital La Fe es un referente nacional, las listas de espera y el vaivén de médicos parece interminable.

Las facilidades y la flexibilidad a la hora de elegir pediatra y de tener controlado todo el embarazo con un seguimiento y diagnóstico claro y seguro, son los beneficios más claros y rápidos de ver del seguro privado durante el embarazo.

seguros-medicos-en-valencia

Aunque es cierto que esto puede suponer un incremento de nuestra cuota del Seguro de Salud, muchas mujeres apuestan por el seguro privado durante el embarazo. ¿Quieres saber por qué? Nosotros te lo contamos todo.

Seguridad Social vs Seguro Privado

Si bien es cierto que para contratarlo y tenerlo activado, deberemos pasar un período de carencia con nuestro Seguro de Salud –al menos unos diez meses-, las coberturas que nos ofrece el Seguro Privado frente a la Seguridad Social, son muchas. Os dejamos las más importantes o al menos las que convencen antes a la mami.

Elige tu médico

Con un Seguro Privado contaremos con el ginecólogo o pediatra que más nos guste. Muchas mujeres suelen seguir, durante el embarazo, con su ginecólogo habitual o con el que ya estuvieron en anteriores embarazos. Si bien es cierto que Valencia es la provincia de referencia en neonatal y pediatría, poder contar con tu ginecólogo de confianza es un beneficio que las futuras madres tienen muy en cuenta. El problema de la Seguridad Social es que se pasa por las manos de demasiados médicos a lo largo de todo el embarazo ya que los especialistas van a turnos.

Elige tu centro

Como ya hemos dicho, Valencia es un referente gracias al Hospital La Fe pero esto, no es suficiente para depender de la Seguridad Social ya que no todas las embarazadas pueden acudir a este centro. Contando tan solo con la Seguridad Social, deberemos acudir de urgencia al centro que nos toque, es decir el que tenemos asignado según nuestro padrón.

Con el Seguro Privado, al igual que pasa con el ginecólogo, podremos elegir el centro en el que queremos dar a luz, aunque claro está que esto dependerá del convenio entre hospitales y aseguradoras.

Lista de espera

Como todos sabemos, la Seguridad Social está saturada a día de hoy y esto, es lo que más impacienta a las madres pues no hay nada más importante que la pequeña vida que se forma en su interior. Gracias al Seguro Privado, las futuras madres pueden olvidarse de listas de espera interminables y de acudir primero al médico de cabecera para poder ir al especialista.

Coberturas de un Seguro Privado durante el embarazo

Teniendo en cuenta las razones anteriores, no es de extrañar que el 78% de las embarazadas prefieran tener un Seguro Privado aunque esto suponga un gasto extra al mes.

En general, el Seguro Privado durante el embarazo suelen tener las mismas coberturas aunque, por supuesto, estas son ampliables.

Seguimiento de la gestación

En general, con la Seguridad Social no hay un seguimiento estricto durante todo el embarazo. Durante el último trimestre sí, pero en el resto de trimestres se suele acudir al médico de cabecera, a no ser que se trate de un embarazo de riesgo. Esto no pasa con el Seguro Privado ya que se incluyen todas las ecografías –normales y con tecnología 4D– que el ginecólogo crea convenientes. En la Seguridad Social, estas pruebas se realizan en la 12º, 20º y 32º semana.

Incluyen las pruebas diagnósticas

A pesar de lo que muchas mujeres piensan, el Seguro Privado cuenta con la cobertura de ecografías, triple cribado, analíticas, la prueba del azúcar. El Seguro privado llega a incluir pruebas de diagnóstico invasivas como la amniocentesis.

Asistencia al parto

En el caso del Seguro Privado será nuestro ginecólogo quien nos asistirá en el parto. sin embargo, en la Seguridad Social, la asistencia al parto la realizará una matrona.

Asistencia durante y tras el parto

Con el Seguro Privado, la madre tendrá una asistencia mucho mayor, incluso tras el parto. El Seguro Privado durante el embarazo asegura que, tras el parto, la madre pueda tener una habitación individual y un baño, así como una cama para el acompañante durante la estancia. Antes del propio parto, el Seguro Privado ofrece la posibilidad de acudir a clases de Preparación al Parto a lo largo del tercer trimestre sin que suponga un gasto adicional. Estas clases suelen ser mucho más personalizadas o, en su defecto, reducidas.

Atención al recién nacido

En general, el Seguro Privado durante el embarazo tiene cláusulas en las que anuncia que el bebé será atendido sin coste adicional con lo necesario durante la primera permanencia en el hospital. Todo correrá a cargo de la aseguradora.

Como ya os hemos dicho, la ampliación de la póliza del Seguro Privado durante el embarazo puede ser muy beneficiosa ya que en ellas se pueden llegar a incluir clases prenatales, cuidados del recién nacido tras el parto, clases del programa de salud materno-infantil, e, incluso, ¡conservación de células madre! En Clínica Parc Central, sabemos lo que puede costar decidirse y por eso, nosotros os proponemos varias aseguradoras para que sepáis que estáis cubiertas y que no tendréis que preocuparos en exceso y podáis disfrutar del embarazo que es lo que toca.