C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

Los cambios en tu cuerpo durante el Segundo Trimestre de Embarazo

Como bien comentaban nuestros especialistas en Ginecología y Obstetricia, el primer trimestre del embarazo, es uno de los más complicados y más cambiantes. Tanto para la madre como para el feto, pues en estos meses se producen los mayores cambios para los dos. Aún así, el segundo trimestre no se queda atrás en cuanto a cambios del feto y de la madre.

Aunque el segundo trimestre tiene también su propia lista de síntomas e incomodidades, estos no son tan drásticos y desagradables como durante el primer trimestre. Eso sí, en esta ocasión los cambios son mucho más físicos que emocionales, cosa que a muchas mujeres les preocupa mucho más que los del primer trimestre del embarazo. Por otro lado, el feto sigue desarrollándose aunque en este trimestre los cambios no son tan sumamente notorios pues tu pequeño se va a centrar en coger fuerza y en empezar a conseguir autonomía para el día de mañana.

El segundo trimestre del embarazo

Cambios en el feto durante el Segundo Trimestre del Embarazo

Cuarto mes

Durante este mes vas a notar muchos cambios, sobre todo físicos. A lo largo de este mes, tu pequeño va a seguir creciendo, claro. Además, sus órganos acabarán de formarse del todo y la placenta empezará a tener un papel mucho más importante. Tu pequeño ya ocupa todo el útero, por eso tú notarás molestias un poco más fuertes, pero nada que no se pueda solucionar con paciencia. Aunque solo tiene 8 cm de largo, ya se puede comprobar las primeras facciones “humanas” en él. El pelo empieza a crecerle y los huesos empiezan a fortalecerse de forma significativa. En este mes, tu peque va a empezar a moverse porque va a disfrutar de mucho más espacio para hacerlo, así que estate atenta.

Quinto mes

En este mes, el crecimiento del feto es bastante más lento, o menos significativo, ya que su organismo se sigue desarrollando: los órganos vitales empiezan a hacer pruebas de funcionamiento; los pulmones, el estómago y el cerebro, se siguen desarrollando para acabar su formación; la vellosidad en el feto es casi completa con lo que se puede empezar a apreciar el pelo y las cejas. Lo más importante de este mes es que tu pequeño va a empezar a crear grasita para poder calentarse; la grasa parda es la que se encarga de crear la producción de calor del neonato ya que este tejido adiposo se centra en oxidar los ácidos grasos. Además, en las siguientes ecografías, es muy normal que lo veas con el pulgar en la boca: empieza a practicar su acto reflejo, la succión. Se está preparando para la alimentación futura.

Tu bebé se moverá mucho más, sobre todo cuando descanses porque será cuando menos presión tenga en el estómago. Si tú te mueves, el se acurruca para evitar daños, si tú te relajas él se activa, empieza a trabajar los actos reflejos a gran escala.

Sexto mes

En este mes, tu bebé va a practicar dos movimientos esenciales en su vida: el agarre –abrirá y cerrará las manos- y el pestañeo. Se empieza a preparar para ser independiente mientras crece y aumenta de peso y genera más grasa, lanugo y vérnix para protegerse. La piel sigue siendo bastante traslúcida y la sangre que circula por sus vasos sigue siendo visible en las ecografías. Su sistema respiratorio, el nervioso y los órganos principales siguen desarrollándose y trabajando de forma paulatina para que tu bebé empiece a aprender cómo usarlos. El pelo sigue creciendo y en una ecografía ya serías capaz de verle el pelo, aunque depende de la posición del pequeño. Su peso va a seguir aumentando, así como su tamaño, por lo que tanto tú como él estaréis un poco más incómodos.

ecografia-5d-embarazada-semana27

Síntomas del Segundo Trimestre del embarazo más comunes

Ligeros problemas respiratorios y congestión nasal

Debido a que el feto ya está desarrollado y ha crecido en tu interior, los órganos vitales deben empezar a desplazarse y a acoplarse de nuevo para dejarle el hueco suficiente a tu pequeño. Por eso, muchas mujeres tienen problemas para respirar debido a que el útero estruja al resto de órganos. Este síntoma puede ir a más según va creciendo el feto. Por su parte, la congestión nasal –más conocida como rinitis durante el embarazo- se produce debido a los niveles de estrógeno, los cuales inflaman las membranas nasales, lo que dificulta el flujo de aire por tus fosas nasales.

Indigestión, acidez y estreñimiento

Este tipo de síntomas se debe a que conforme crece tu útero, la posición de tu estómago va cambiando por lo que las digestiones pueden hacerse más pesadas y provocarte indigestión, acidez y estreñimiento. Además, el estreñimiento también se debe a tus trastornos alimenticios: las náuseas, los antojos y las repulsiones a los alimentos. Para evitarlo, es esencial que tomes hierro junto con tus vitaminas para embarazadas.

Aumento del deseo

En el segundo trimestre del embarazo, tus niveles de estrógeno serán mucho más elevados, por no decir que estarán por las nubes. El pecho más sensible, el mayor flujo sanguíneo en el área vaginal y subidón de autoestima –aunque sea a trompicones- es lo que hará que tu deseo sexual sea mucho más elevado que en el primer trimestre. Recuerda que el sexo durante el embarazo está recomendado a no ser que te lo haya prohibido tu ginecólogo por alguna complicación. Sin embargo, es interesante conocer algunas posturas para mantener relaciones en el embarazo.

Cerebro de embarazada

Sí, este es uno de los peores síntomas que existen en el segundo trimestre del embarazo. si durante el primer trimestre ya te sentías un poco mareada y desorientada, lo más normal es que esta sensación aumente durante el segundo trimestre. Lo más común es que tengas problemas para concentrarte, falta de memoria, somnolencia y un poco de caos mental. Si bien es cierto que este síntoma no lo experimentan muchas mujeres hasta el tercer trimestre, es uno de los síntomas más típicos del embarazo, aunque muchos estudios nieguen su existencia.

ecografia-5d-embarazada-semana25