C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

La importancia de la respiración durante el parto

El embarazo es, según las mujeres, “una de las épocas más bonitas de su vida”. El hecho de saber que una vida crece en su interior, es algo que a muchas os tiene muy ilusionadas y ansiosas. Aunque es cierto que, aún siendo uno de los días más especiales de vuestra vida, el día del parto puede convertirse en una verdadera locura. Os lo contamos de primera mano.

Las dudas, las preguntas de si todo saldrá bien, las ganas de tener al bebé en tus brazos, el miedo a las molestias del parto y a la primera vez ,convierten este día en uno de los más estresantes para las embarazada.

Cuando un parto se realiza de forma natural, siempre hay momentos de molestia intensa aunque se use la epidural. La gran mayoría sentís molestias cuando dais a luz –son pocas las privilegiadas que no sienten nada- y uno de los mejores remedios para evitarlas es mantener una buena respiración durante el parto y, por supuesto, antes del mismo.

respiracion durante el parto

Controla la respiración durante el parto

La respiración supone una base fundamental para toda embarazada, incluso si ya sabe que le van a hacer una cesárea. Las técnicas de respiración ayudan a distraer la mente ya que hay que concentrarse en las contracciones y a respirar de la forma adecuada mientras pasan. Por supuesto, la respiración durante el parto te ayudará a concentrarte, desestresarte y a sentiros menos incómodas a la hora de la verdad.

La respiración es la base de la relajación, así lo demuestran deportes como el yoga, el pilates, etc. Si respiras de la forma adecuada, lograrás alcanzar un estado de mayor bienestar.

Para conseguir que el parto sea menos doloroso y que la embarazada pueda conseguir momentos de calma y bienestar, es muy importante que se controle la respiración durante el parto con las siguientes tres técnicas que os planteamos para mejorar la respiración durante el parto.

Respiración abdominal o profunda

Este tipo de respiraciones consiste en coger el aire por la nariz y soltarlo por la boca, pero tomando el aire desde el vientre en vez del pecho. Para saber si lo estáis haciendo bien, bastará con que coloquéis una mano sobre el vientre y la otra sobre el pecho para averiguar qué es lo que está respirando.

Este tipo de respiración durante el parto se realiza durante la primera parte del parto, cuando empiezan las contracciones. Este ejercicio ayuda a la oxigenación del bebé, evitando que le contagiéis vuestro propio estrés a causa de los nervios.

Respiración inferior o jadeo

Durante la puesta en práctica de este tipo de respiración durante el parto, se deberá tomar aire por la nariz y expulsarlo por la boca en pequeñas ráfagas, como si realmente estuviésemos jadeando. Esto se hace de manera controlada, realizando las siguientes inspiraciones y expiraciones: nariz-boca-boca; nariz-nariz-boca-boca. Lo más recomendable para realizar este tipo de respiración es que estéis en una posición cómoda y con los ojos cerrados. Nosotros solemos recomendar hacerla sentada para evitar mareos y la hiperventilación.

Esta respiración durante el parto es la más aconsejable para controlar las ganas de empujar en la fase de la dilatación.

Respiración expulsión o pujo

Para este tipo de respiración es muy importante que infléis bien el abdomen, como si fuese un globo, con pequeñas inspiraciones muy seguidas y aguantando el aire controlando los músculos abdominales –si las molestias os dejan, claro-. Tras esto, deberéis relajar los músculos, expirar de forma continúa y controlada mientras se empuja.

¿Cómo aprender a realizar este tipo de respiración durante el parto?

Muchos especialistas –sobre todo los defensores del parto natural- afirman que la respiración no debe controlarse ya que es un acto totalmente espontáneo y que la embarazada debe expresar lo que siente en cada momento. Sin embargo, son muchos más los que apoyan este tipo de respiración durante el parto para evitar el estrés fetal.

Para ello, lo mejor, durante los meses previos al parto, es que realicéis ejercicios de relajación que os ayuden a controlar la respiración. El Pilates para embarazadas es una muy buena solución ya que ayuda a mantenerse en forma, así como a relajarse.

Sin embargo, las clases de preparación al parto son la mejor decisión si queréis mejorar la respiración durante el parto. En estas clases se realizan diferentes ejercicios para preparar a la embarazada para el día del parto y, también, a su pareja. Mimetizar estos ejercicios de respiración y practicarlo de forma habitual durante el último trimestre del embarazo es lo que mejor os irá para poder controlar los nervios y la respiración durante el parto.

No os preocupéis en exceso por la respiración durante el parto. Muchas veces es muy complicado tenerla bajo control ya que las molestias pueden llegar a superaros. Si veis que no podéis hacerla, lo último que tenéis que hacer es agobiaros ya que eso puede provocar estrés fetal. Si las contracciones son demasiado intensas, respirad como os lo pida el cuerpo, pero intentando concentraros en la forma en la que respiráis. Ya veréis como las formas de respiración durante el parto que os hemos dicho van llegando solas.