C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

¿ES NORMAL QUE ME OBSESIONE SI SOY MADRE PRIMERIZA?

Tras dar a luz al primer bebé comienza una etapa llena de cambios, tantos, que a nadie le sorprende ver a una madre primeriza obsesionada con la esterilización de los biberones o que comprueba constantemente si su pequeño está respirando, o que lo pesa de dos a tres veces al día para saber si ha ganado peso. Según un nuevo estudio publicado en la revista ‘The Journal of Reproductive Medicine’, durante los primeros meses de la maternidad, las mujeres tienen más comportamientos obsesivos compulsivos que el resto de la población.

OBSESION MADRES PRIMERIZAS

Ello parece que es debido a que durante el periodo posparto se desregula una hormona llamada serotonina que influye en nuestro estado de ánimo. Otras investigaciones apuntan a que también influye un aumento en los niveles de oxitocina que es una hormona esencial durante el embarazo y el posparto. Papel esencial tiene también el aumento de actividad del hipotálamo y de la corteza adrenal.

Lo que está claro, según concluye este estudio, es que durante los primeros meses de maternidad existe un alto riesgo de desarrollar síntomas obsesivos compulsivos. De hecho, después de examinar a 461 mujeres, y teniendo en cuenta su información psiquiátrica y el historial ginecológico, los investigadores encontraron que dos semanas después del parto, el 11% de las nuevas mamás tenía síntomas obsesivos compulsivos, comparado con el 2%-3% de la población general.

¿LAS OBSESIONES DE LAS MADRES PRIMERIZAS PUEDEN CONSTITUIR UN TRASTORNO?

Para nuestra tranquilidad  las obsesiones sólo son síntomas, no constituyen un trastorno en sí. Es algo normal, suelen ser signos propios de una adaptación a una nueva situación muy trascendental en la vida. Las recién estrenadas mamás pasan de ser una persona única a tener la gran responsabilidad de cuidar de una personita que dependiente totalmente de ellas. Por eso mismo que es un periodo adaptativo, estas obsesiones desaparecen al cabo de un tiempo. Según los resultados de este trabajo, a los seis meses la mitad de las afectadas mostró mejoría.

CUANDO CONSULTAR A UN PSICÓLOGA SI SOY MADRE PRIMERIZA

Cuando los síntomas se extiendan en el tiempo a más de un año, habría que consultar con una psicóloga experta en temas de perinatología porque probablemente no se deba ni a las hormonas ni al periodo adaptativo. Cuando se trata de un trastorno en sí debe ser diagnosticado por un especialista. Se caracteriza, sobre todo, porque no permite disfrutar, los síntomas se vuelven invalidantes e intrusivos hasta el punto de limitar la vida social.