C/Sidney 2000, Número 8 B Puerta 1 Torrent (Valencia) 960119724 - 691244186 09:00- 21:00 Especialistas en eco 4d/5d

EL MASAJE INFANTIL. TODO BENEFICIOS PARA EL BEBÉ

El masaje infantil, también conocido como masaje Shantala es una antigua tradición milenaria en otras culturas que se ha ido transmitiendo de madres a hijas y que se redescubierto en Occidente en los años cincuenta gracias al ginecólogo francés Fréderick Leboyer el cual lo definió como “el regalo de dar amor”.

El masaje infantil es un momento muy especial e íntimo en la formación del vínculo afectivo entre el bebé y su madre. Es un momento de comunicación y un poderoso medio para el desarrollo físico, psicológico y emocional del bebé. No sólo por los beneficios que han constatado muchas madres y profesionales que creemos en él, sino porque múltiples investigaciones clínicas demuestran esos beneficios.

masaje-infantil-valencia

El tacto es el primer sentido que se desarrolla en el ser humano. Ya le permite al bebé desde la etapa de vida intrauterina, poder conectarse con su exterior. En las 7 semanas de embarazo, toda la sensibilidad cutánea del embrión se centra alrededor de la región bucal, en las 15 semanas se extiende a región facial, palmas y plantas de los pies hasta que a las 20 semanas todo el cuerpo está dotado de sensibilidad táctil.

El tacto es el sentido más desarrollado en el recién nacido, es su modo de comunicación más potente.

BENEFICIOS MASAJE INFANTIL

El masaje infantil es el arte de la comunicación a través del contacto, las miradas, los besos las sonrisas que te acercan a cada bebé que es único. Estos son sólo algunos de sus múltiples beneficios:

  • Produce una atmósfera de confianza e intimidad entre la madre y el bebé. El masaje sería en los humanos, lo que a los animales representa los lametones que dan las mamás a sus crías, que les sirve para estimular sus sistemas fisiológicos y crear el apego de las crías con su madre. El masaje infantil ayuda a construir el apego con la madre porque es miradas, contacto piel con piel, sonrisas, abrazos, olor, voz… el comportamiento de un bebé va forjándose de estímulos que capta de su entorno. Es esencial demostrar a los bebés que sus padres están ahí para aportarles cuidados y atenciones.
  • Ayuda al bebé a adaptarse al medio, disminuye el miedo y la excitabilidad, aumenta su confianza.
  • Contribuye a liberar tensiones físicas y emocionales a niños que están sobreestimulados y por ello se muestran más irritables.
  • Favorece la psicomotricidad en el bebé y su capacidad de recibir estímulos de su entorno.
  • Mejora el funcionamiento del sistema nervioso, muscular, digestivo, endocrino y respiratorio del pequeño. Ayuda en casos de congestión y mucosidad y alivia los cólicos y gases.
  • Tiene un efecto tonificante. Los movimientos de vaciado que se realizan ayudan al retorno venoso de la sangre. Los movimientos en las extremidades producen un efecto relajante y favorecen la oxigenación.
  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico del bebé
  • Estimula la producción de muchas hormonas: endorfinas, oxiticina, prolactina, hormona del crecimiento…